31 de marzo de 2009

Los perros

Llevo ya casi cuatro meses viviendo en la Condesa, que es un lugar muy agradable para vivir y bla, bla, bla, con servicios caros y fancis en exceso, muchos restaurantitos, cafeterías, antros y cosas de esas; muy recomendable, pero sí como de dejarte la boca abierta cuando te cobran 50 pesos por un capuchino (sí, una tacita de capuchino, no crean que uno triple con extra canela o algo así). Confieso que no soy cliente de estarbuks así que no tengo idea de cuanto cuesta un chai latte doble virgen con frambuesa ahí, pero en verdad me parece un exceso.

Pero bueno, ultimadamente el capuchino ni me gusta, el asunto es que hay un elemento que caracteriza a la población nativa de la colonia y es la cantidad de perros que les acompañan; no perros callejeros, no jaurías cazando ratas en las noches, no, perros y perros de razas exóticas y comunes atados a una cadenita a sus dueños, o la cadenita suelta en la mano del dueño acompañado la infaltable bolsita de plástico para recoger las caquitas que van dejando por camellones y paques.

En serio, qué onda con los condechis y sus perros, estoy seguro que en ninguna otra parte de la ciudad hay una relación tan alta entre perros y habitantes como aquí. Perro con dueño en la mañana, corriendo o sentado bajo la mesa del café; perro con dueño al medio día, perro con dueño en la noche, perro con dueño en la madrugada, perro con dueño al alba.

Novios novieando cada uno con su perro; mamas con perrote e hijo con perrito; chavos que salen a filtrear con sus perros, que se cruzan con chavas que salen a filtrear con sus perros; he descubierto razas que ni soñaba que existieran con nombres impronunciables, como de arte marcial ancestral asiática.

No es que tenga nada contra los perros, al contrario me son simpáticos, pero, en serio, ¿no hay otras maneras de manifestar su condición de condechi? yo pregunto

4 comentarios:

Jade dijo...

Yo pagué 300 dlls por mi perro, pero al cabrón no lo saco a ningún lado (fue deportado por morder a una gringa, dos viejitas y un morro). Mi Mojito fue lo unico que quedó cuando me separé, so I guess that makes him worth every penny.

Brujísima dijo...

sal a pasear con tu gato! jajajaja

Antropomorfo dijo...

Jade: 300 dólares por un perro... fabrica su propia comida o estás incluyendo la indemnización por gringo mordido o cómo.

Bere: Creo que me vería extraño con un gato con correa, además me atacarían los 315 628 perros con los que me cruce.

Liz dijo...

Ohhh si, la Condesa, cuna de muchos estereotipos y las personas más diversas que se pueda encontrar uno.
A mi me sigue gustando como para caminar mientras tomas un helado :P